Las estampas eróticas japonesas de Senju Horimatsu

10 mayo, 2021 4 mins de lectura
Compartir

Su nombre de nacimiento es Matti Sandberg y nació en Estocolmo, Suecia; pero se apasionó a tal punto por la cultura japonesa que ahora se identifica a sí mismo como Senju Horimatsu y a su trabajo como Senju Shunga. Hoy te hablaremos un poco de su vida y de su obra única que reúne las características tradicionales del Shunga japonés, ese estilo de pintura sexualmente explícita que se cultivó en Japón desde 1600. 

Senju Horimatsu 1

Matti siempre se sintió intrigado por la condición humana y el arte, pero no fue sino hasta 1991, cuando decidió seguir una carrera como tatuador, que su percepción del mundo cambiaría por completo marcando la línea que seguiría como artista. Conoció el Irezumi, el tatuaje tradicional japonés de cuerpo completo, y a partir de este momento se ha dedicado por completo a estudiar y explorar la historia y la cultura japonesas.

Te recomendamos: Tatuadores Kinky que debes seguir en Instagram

Gran parte de ese conocimiento y amor por la cultura japonesa se vio trasladado no solo a sus tatuajes, sino también a sus estampas eróticas que conjugan la estética y temática tradicionales del Shunga con técnicas más modernas de grabado y pintura. Sintiéndose fuera de lugar en su Europa natal, realizar este tipo de arte le permite saberse conectado con ese país que, en su corazón, es el único lugar que considera su hogar. 

Senju Horimatsu 2

Algo de lo más maravilloso de su obra es que, con una misma estética, reconocible de inmediato, Senju es capaz de abordar una variedad casi infinita de temas relacionados con la sexualidad, el erotismo y la corporalidad. Entonces, es casi seguro que encontremos, en alguna de sus estampas, la representación de algún acto o escena con la que nos sintamos identificados, pues el abanico que nos presenta su arte es tan amplio como la realidad. 

Senju Horimatsu 3

Así pues, en un recorrido rápido, puedes ver desde escenas sumamente eróticas y sutiles, como una mujer atada en un hermoso Shibari, una figura femenina con un bello tatuaje lateral y un larguísimo cabello negro que la envuelve como acariciándola por completo, o un rostro de mujer que lame fervientemente un manojo de flores, en clara alusión a una representación lésbica del amor y el sexo. 

Te podría gustar: Las escenas lésbicas más eróticas de las series y las películas

O también podrás encontrar la otra línea de su trabajo, la que es mucho más explícita y tachada por muchos como pornografía (misma razón por la que censuraron al Shunga en el antiguo Japón): una mujer masturbándose mientras fuma lo que podría ser opio, un hombre que penetra a una mujer mientras está se prepara para tomar un baño; una pareja que tiene relaciones sexuales bajo la luna, ella con orejas y cola de zorro, él con todo el cuerpo tatuado. 

Senju Horimatsu 4

 Senju Horimatsu 5

Dentro de la estética de Senju destacan varias cosas: la representación fálica siempre hiperbolizada, la presencia invariable de vello púbico tanto en hombres como en mujeres, las figuras tatuadas y el desafío a los roles de género en estampas en las que una mujer absolutamente calva es estimulada por una flor, o en la que un hombre con rasgos percibidos socialmente como femeninos muestra su gran falo y se masturba.  

Senju Horimatsu 6

Senju Horimatsu 7

¡Dale sentido a tus sentidos! 

Te podría gustar también: Conoce la romántica leyenda japonesa de Sakura

The Sensual Tea Let`s Kinky