Cómo gozar tu sexualidad siendo madre soltera

10 mayo, 2018 3 mins de lectura
Compartir

Es indudable que cada día hay más mujeres que se atreven a vivir y educar a sus hijos como madres solteras. Si tú eres una de ellas, te felicitamos, no es una decisión fácil, implica mucha fuerza, resiliencia y madurez. Por eso hoy queremos dedicarte esta nota y darte algunos consejos para que disfrutes al máximo tu sexualidad aun en esta situación que puede parecer que lo complica todo.

Como sabes, todavía existe la ridícula idea de que una mujer, por ser madre, deja de interesarse en su plenitud sexual. Y cuando se trata de una madre soltera, peor aún. La sociedad juzga demasiado y suele ver a una madre soltera que quiere gozar de su sexualidad como una madre irresponsable que no se preocupa por sus hijos, como si el hecho de salir con alguien significara automáticamente descuidar a sus hijos.

Sin embargo, en Let’s Kinky estamos convencidos de que se puede (y se debe) balancear el aspecto tanto maternal como el sexual. En este sentido, no hay motivo por el cual una madre soltera no pueda ejercer su sexualidad responsable y plenamente; solo se trata de conocer y respetar ciertas “reglas” cuyo objetivo primordial es velar por el bienestar de tus hijos y tu relación con ellos.

mujer sensual

1. La prioridad son tus hijos

Que no se confunda, con esto no nos referimos a que entonces tu felicidad no importa, para nada; nos referimos a que el bienestar y la seguridad de tus hijos debe anteponerse a cualquier cita o encuentro; es decir, si no tienes un lugar seguro donde dejar a tu hijo o si ya tenías un compromiso previo con él, entonces pospón un poco tu cita de pareja. 

2. ¿Hasta dónde involucrar a los niños?

Primero que nada, ten claro que no tiene nada de malo que tengas parejas casuales o sexo de una noche, pero en estos casos, entonces no tienes por qué involucrar a tus hijos en absoluto. Tú puedes hacer lo que desees pero no se vale que tu hijo conozca una “pareja” diferente cada semana. Si ya vas a presentar a tu pareja con tus hijos, asegúrate de que vaya más en serio entre ustedes.

3. Sin buscar papá sustituto

Busca una pareja, no un hombre “salvador” que te ayude con tu hijos y, mucho menos, un papá sustituto para ellos. Por supuesto, será importante que, eventualmente, se lleve bien con los niños, pero lo primordial es que te entienda y te quiera a ti; obviamente, si te quiere sinceramente, en consecuencia, tratará bien y querrá a tu pequeña descendencia.

4. Disfrutar los momentos en pareja

Cuando estés en una cita de pareja, evita que toda la conversación gire en torno a tus hijos. Por supuesto, es normal que lo(s) menciones, pero trata de vivir el momento y de disfrutar al 100 el tiempo de intimidad con tu pareja. Además, piensa también que no es muy agradable que parezca que solo tienes un tema de conversación (tus hijos).

pareja enamorada

Como puedes ver, el tener hijos no debe ser un impedimento para que tú continúes viviendo y disfrutando de tu sexualidad; al contrario, ahora que eres madre, tienes la madurez suficiente para asumirte como una mujer en todas sus dimensiones; así que vívete como tal.

¡Hazte Kinky!

También te podría interesar: Hazte Kinky y olvídate de la abstinencia sexual para siempre

The Sensual Tea Let`s Kinky