Kinky +cereza

  • m kinky plus LetsKinky
  • m ikinky 1 LetsKinky
  • Sexualidad y Pareja
  • ¡Encuentra las Mejores Habitaciones de Love Hotels & Moteles CDMX!
  • Sexualidad y Pareja
  • ¡Encuentra las Mejores Habitaciones de Love Hotels & Moteles CDMX!


¿Qué son las cefaleas sexuales?

Por: Redacción Kinky

Si creías que el dolor de cabeza solo era un pretexto para cuando no quieres tener sexo, quizá te sorprenda saber lo que es la cefalea coital.

¿Qué son las cefaleas sexuales?
Si creías que el dolor de cabeza solo era un pretexto para cuando no quieres tener sexo, quizá te sorprenda saber lo que es la cefalea coital.

Una cefalea es un dolor de cabeza muy fuerte, por lo tanto, si te hablamos de dolores de cabeza sexuales, seguramente te preguntarás: ¿dolores de cabeza antes del sexo, después del sexo, durante el sexo, fingidos para no tener sexo? Bueno, hoy te respondemos las dudas más importantes sobre la cefalea sexual, también llamada cefalea coital, puesto que se da justo durante la actividad sexual.

¿Cómo se sienten?

Cefalea sexual

Sí, ya sabemos que en la gran mayoría de las personas el sexo, y el orgasmo en particular, actúan como analgésicos y ayudan a quitar dolores y a sentirte mejor, pero en algunos casos aislados esto no es así. Los dolores de cabeza sexuales son provocados por la actividad sexual, especialmente por el orgasmo. Normalmente se manifiestan como un dolor sordo en la cabeza y el cuello que se intensifica a medida que aumenta la excitación sexual y/o se alcanza el orgasmo. 

Te recomendamos: La Guía Kinky para mejorar tu salud ¡teniendo sexo!

Existen dos tipos de cefaleas sexuales: la primera se siente, como ya dijimos, en la cabeza y el cuello y aumenta con la excitación. La segunda se trata de un dolor repentino, intenso y punzante que ocurre justo antes o en el momento del orgasmo; en algunas personas, ambos tipos de dolores de cabeza se combinan. La mayoría de estos dolores duran unos minutos; pero algunos pueden quedarse por horas o incluso dos o tres días.

¿Qué tan común es esto?

Cefalea sexual

En realidad es muy poco común. Según los datos que se tienen al respecto, esto le ocurre aproximadamente al 1 o 2% de la población, y el 80% de esos casos son hombres. Ahora bien, aunque la estadística es muy baja, es posible que le ocurra a cualquier persona al menos una vez en su vida por condiciones extraordinarias, como momentos de extrema tensión o ansiedad, y que no le vuelva a pasar nunca más.

¿Cuáles son las causas?

En la mayoría de estos casos aislados se desconoce a ciencia cierta la causa; sin embargo sí se sabe que las personas con problemas de migraña son más propensas a desarrollar cefalea sexual. Además, hay muchos factores ambientales y psicológicos que pueden afectar, como: estrés agudo, ataques de pánico, haber tomado demasiado alcohol, una baja de presión por cansancio o falta de comida, etc. 

Te podría interesar Ansiosexualidad: el enemigo silencioso de la pareja

En muy raros casos, las causas pueden ser de naturaleza grave y la cefalea puede ser el síntoma de alguna enfermedad subyacente. Algunas de estas causas son: aneurismas intracraneales, malformaciones arteriovenosas, sangrados internos o inflamaciones por alguna infección. Sin embargo, esto no tiene por qué preocuparte a menos que cumplas las condiciones para acudir a tu médico. 

¿Cuándo consultar al doctor?

Como te lo hemos dicho, la mayoría de las cefaleas sexuales no son motivo de preocupación; pero si las padeces frecuentemente, entonces sí te aconsejamos ir con tu médico para que descarte cualquier condición de gravedad. También si el dolor es tan fuerte que se torna insoportable o si dura por muchos días, ve a tu doctor. Fuera de eso, no es motivo de preocupación y puedes seguir disfrutando tu vida sexual. 

¡Hazte Kinky!

También te recomendamos: Cuidar tu salud sexual también es Kinky

0 Comentarios

Compartir artículo:

  • Nota anterior
      Nota siguiente
    BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes

    AL CONTINUAR CON LA NAVEGACIÓN EN ESTE SITIO ACEPTO QUE SOY MAYOR DE EDAD. MÁS INFORMACION