Masaje griego… ¿Qué tiene de Kinky?

Te decimos de qué se trata y cómo llevar a cabo esta deliciosa práctica que involucra… ¡La puerta trasera!

15 diciembre, 2023 3 mins de lectura
Compartir
Masaje Griego Let´s Kinky

La práctica de dar y recibir masajes en pareja es una experiencia que ofrece beneficios que van más allá de la simple relajación muscular. Uno de los aspectos más destacados es la creación de un vínculo más estrecho entre los amantes. Durante una sesión de masaje, la pareja se sumerge en un espacio compartido de intimidad y confianza mutua, fomentando la comunicación no verbal y fortaleciendo la conexión emocional; además del disfrute placentero que ciertos tipos de masaje aportan.

Desde el punto de vista físico, los masajes en pareja ayudan a liberar la tensión acumulada en los músculos, aliviando el estrés y mejorando la circulación sanguínea. Además, la liberación de endorfinas durante el masaje actúa como un potente antídoto contra el estrés y la ansiedad, contribuyendo a un estado de relajación profunda. La sensualidad de los masajes en pareja no se limita solo al contacto físico, sino que también involucra la atención plena y la conciencia mutua. A través de gestos suaves, caricias y movimientos coordinados, la pareja puede explorar nuevas formas de conexión íntima y redescubrir la sensualidad en su relación. La creación de un ambiente propicio, con velas aromáticas, música suave y aceites esenciales, añade un toque adicional de romanticismo y sensualidad a la experiencia, que deja el camino preparado para la pasión y el goce sensual.

Existen varios tipos de masaje erótico, algunos con final feliz y otros simplemente dedicados a que la pareja goce placenteramente y, hoy te vamos a hablar de uno de ellos: el masaje griego.

No te pierdas: Masaje yoni: ideal para el placer femenino

Los aspectos más Kinky del masaje griego

Se le llama de esta forma porque hace algunos miles de años, a la práctica del sexo anal se le conocia como “hacer un griego”. Es bien sabido que los romanos –y yéndonos a su inspiración, los griegos–, mantenían prácticas dedicadas al placer carnal y entre ellas: el sexo por la puerta trasera, que se ha mantenido como una experiencia placentera si se lleva a cabo de la forma correcta. Y sí, desde esos tiempos, y al pasar a la modernidad, comenzaron los tabúes al respecto; sin embargo, cada día van surgiendo más mentes educadas que disfrutan de liberarse de los prejuicios y convertirse en mentes Kinky para disfrutar y vivir deliciosamente.

Para hacer un buen masaje griego, debes comenzar –como en todos los masajes– por la relajación mental y corporal de tu pareja o date. Aquí sirve muchísimo ambientar el espacio para dar entrada a esta sensación de sensualidad y relajación, para lo cual puedes hacer uso de velas aromáticas, decoración con almohadones y luces tenues y, por supuesto, un espacio en donde quien va a recibir el masaje pueda recostarse cómodamente. Una vez puesto todo en su punto, puedes continuar siguiendo estas instrucciones para un masaje con final feliz de 10, pero cambiando el final de penetración vía vaginal por una deliciosa entrada por atrás. No te olvides de utilizar toneladas de lubricante apto para preservativos, y de hacerlo poco a poco, conforme a los tips que te hemos dado con anterioridad.

¡Gózalo y dale sentido a tus sentidos!

No te puedes perder: Las mejores posiciones para sexo anal

The Sensual Tea Let`s Kinky