Sexo con estilo y glamour

13 agosto, 2017 3 mins de lectura
Compartir

Woody Allen dijo alguna vez: “el sexo solo es sucio cuando se hace bien”. ¿Será? No creemos que Allen usara la palabra “sucio” como algo malo, y es que la verdad, aceptémoslo, si miráramos el acto sexual desde fuera y con todo el detalle del mundo, no sería un espectáculo muy bello: fluidos por todos lados, gestos extraños, zonas no muy estéticas en primer plano, gases vaginales, gruñidos animalescos… digamos que está lejos de ser una experiencia estética.

Y sin embargo, cuando estamos dentro de la escena, nada de eso nos incomoda, nos dejamos llevar y sacamos, literalmente, nuestro lado más animal; nos encanta y a veces, como dice Woody Allen, entre más “sucio” nos gusta más. Pero al final, no podemos dejar de ser seres racionales y con la capacidad de apreciar y disfrutar la belleza; por eso, añadirle un poco de glamour – accesorios, lencería – etc. – al momento del sexo puede hacerlo todavía más placentero. 

Pero, ¿cómo volver el sexo un momento lleno de glamour y voluptuosidad? ¡Hay muchas formas! Una puede ser gracias a la estimulación de la vista de nuestra pareja: en cuestión de ropa, una lencería sensual y con gusto es un arma infalible; ponte prendas con encaje y en colores sobrios (negro, vino, rojo o azul marino), busca babydolls que muestren lo necesario para que su imaginación se dispare, pero que no muestren demás.

Otra excelente idea es comprarte algunos accesorios para decorar tu cuerpo desnudo; así es, un pequeño detalle puede marcar la diferencia: una cadena, unas pezoneras o un antifaz le darán al momento todo el glamour y el misterio que buscas, además te darán un toque diferente que los sacará de la rutina. También puedes ponerle elegancia al sexo con objetos que generen una atmósfera sofisticada y especial, como velas o incienso.

Y, por supuesto, si quieres llegar al nivel máximo de glamour sexual, tienes que ir a un LoveHotel. Todos nuestros Hoteles Kinky se caracterizan justo por eso: por ser espacios glamourosos con los más altos estándares de limpieza y servicio para que tú y tu pareja encuentren toda la sofisticación que quieren y merecen. Así que ya sabes, aunque te guste el sexo sucio, también puedes hacerlo con el estilo y el glamour de una persona 100% Kinky.

¡Atrévete y Hazte Kinky!

Y para agregarle una pizca de diversión, chequen estos Juegos sexuales de mesa DIY

The Sensual Tea Let`s Kinky