Ser Kinkycereza

  • Ser Kinky
  • Espacio virtual para explorar, culturizar y difundir la sensualidad y el erotismo
  • ser kinky
  • Espacio virtual para Explorar, Culturizar y difundir la Sensualidad y el Erotismo

Ser Kinky

Lo único que quiero es un beso tuyo

Por: Redacción Kinky

Pase lo que pase, hagan lo que hagan, nunca dejen de besarse

Lo único que quiero es un beso tuyo
Pase lo que pase, hagan lo que hagan, nunca dejen de besarse

Nadie puede negar el placer que provoca un buen beso, ya sea uno tierno y lento o de esos que empiezan dulces y acaban en un salvaje encuentro sexual. Hay muchos tipos e intensidades de besos, pero cualquiera que sea, si son los labios de la persona adecuada, hará que la cabeza te dé vueltas y tu piel se erice. Estamos seguros de que lo has experimentado.

Trata de recordar esos primeros besos que diste o recibiste, esos que iban acompañados de una ligera timidez y un poco de miedo, quizá fue en la secundaria o la preparatoria, ¿te acuerdas de esa emoción, esa leve taquicardia que aumentaba cuando tocabas los labios del otro con los tuyos? Ahora piensa: ¿alguna vez te robaron un beso inesperadamente? ¿En alguna ocasión te armaste de valor para robarle un beso a esa persona que te lanzaba mariposas al estómago?

Sin duda, esos inocentes besos robados de la adolescencia contenían toda la adrenalina y la intensidad del enamoramiento juvenil, ese que va con todo y no se contiene, ese que no conoce de motivos y es pura pasión, ese que es impulsivo, ardiente y desinhibido.

Por supuesto, sabemos que no todo fue maravilloso en esas primeras experiencias amorosas, pero, ¿y si pudiéramos, ya con nuestra madurez y experiencia actuales, recuperar ese arrebato juvenil, esa intensidad que nos llevaba al éxtasis durante los pocos segundos que duraba ese beso robado? ¿Y si comenzáramos a robar besos más seguido?

Por supuesto, no nos referimos a que vayas por la calle besando a todo mundo; mucho menos se trata de forzar a alguien a hacer algo que no quiere, jamás. Todo lo contrario. Lo cautivador en la idea del beso robado es la noción de sorpresa, de lo inesperado. Juguemos entonces con esto.

Cada 6 de julio se celebra el Día Internacional del Beso Robado. En Let’s Kinky te proponemos que celebres ese día todos los días: ¿y si a partir de hoy le robas a tu pareja un beso al día? No cuentan los besos de siempre – los de buenos días, los de buenas noches –, realmente sorpréndela con un beso súbito e imprevisto que no vea venir. Cosas tan simples como esta pueden reavivar tu relación y darle un toque de frescura Kinky que ambos agradecerán.

Podría Interesarte leer Besar ¡es todo una ciencia!

0 Comentarios

Compartir artículo:

  • Nota anterior
      Nota siguiente
    BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes

    AL CONTINUAR CON LA NAVEGACIÓN EN ESTE SITIO ACEPTO QUE SOY MAYOR DE EDAD. MÁS INFORMACION