Ser Kinkycereza

  • Ser Kinky
  • Espacio virtual para explorar, culturizar y difundir la sensualidad y el erotismo
  • ser kinky
  • Espacio virtual para Explorar, Culturizar y difundir la Sensualidad y el Erotismo

Ser Kinky

La imaginación: el más Kinky de los sentidos

Por: Redacción Kinky

Aunque la sexualidad se experimenta en la piel, en nuestros genitales, el resultado de las caricias, del deseo comienza en nuestra mente.

La imaginación: el más Kinky de los sentidos
Aunque la sexualidad se experimenta en la piel, en nuestros genitales, el resultado de las caricias, del deseo comienza en nuestra mente.

Ya hemos comentado que para una experiencia más satisfactoria, lo mejor es estimular los cinco sentidos básicos y sólo así lograremos estimular el más importante de todos los órganos, que es el cerebro. Es ahí donde las fantasías nacen y nos permite representar la vida de una forma distinta.

Todos tenemos la capacidad de generar imágenes y pensamientos sexuales que producen sensaciones muy placenteras. Con las fantasías no tenemos límites (descubre las fantasías más recurrentes de ellos y ellas), la creatividad se desborda, todo es posible.

Tener fantasías no tiene nada de extraño o prohibido, aunque en algunas ocasiones, pueda hacerte dudar incluso de tu preferencia sexual o la capacidad de ser fiel y esto puede hacerte sentir culpable o avergonzad@. Despreocúpate, es momento de ejercitar el cerebro, de crear fantasías y recurrir a ellas para elevar la excitación, romper la rutina e incluso rebasar tus propios límites.

Aunque haya amor y tu actividad sexual sea placentera, cuando se matizan por la monotonía, suele provocar una disminución del deseo y de la propia experiencia orgásmica. Las fantasías sexuales sirven para aumentar la excitación, liberarnos y disfrutar plenamente de la relación sexual.

Entonces entendamos cómo la imaginación es el más Kinky de los sentidos. El mejor afrodisíaco que existe es el cerebro, así que a sacar todos esos deseos reprimidos por motivos religiosos, sociales o de índole moral, recurre a tus fantasías para sentir mayor grado de excitación, compártelas con tu pareja y si están listos empiecen a experimentarlas juntos.

En contradicción a lo que parece, a todos nos resulta extremadamente sexy la versatilidad que hombres y mujeres podemos tener en la cama, que despertamos los más intensos deseos de nuestra pareja y somos nosotros mismos quienes podemos hacerlo realidad.

Para lograrlo, primero hay que aceptar la naturalidad de el fenómeno Kinky y que esto no quebranta el amor ni la lealtad, sino que enriquece siempre las experiencias sexuales.

Dale rienda suelta a tu imaginación, donde las fantasías son las pistas que te permite concentrar en las sensaciones placenteras sin censuras, aumentando la excitación erótica.

Dale sentido a los sentidos. ¡Hazte Kinky!

Podría interesarte: El Erotismo, clave del matrimonio

0 Comentarios

Compartir artículo:

  • Nota anterior
      Nota siguiente
    BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes

    AL CONTINUAR CON LA NAVEGACIÓN EN ESTE SITIO ACEPTO QUE SOY MAYOR DE EDAD. MÁS INFORMACION