3 poemas eróticos franceses de 1830

19 julio, 2017 1 min de lectura
Compartir

El ombligo

de Théophile Gautier

Ombligo, yo te amo, astro del vientre.

Ojo blanco en el mármol esculpido,

y que el Amor ha puesto al centro

del santuario al que solo él entra,

como una huella de placer.

Concordancias

de Théophile Gautier

Dios hizo el coño, ojiva enorme,

para los cristianos,

y el culo, amorfo medio punto,

para los paganos;

para las cánulas y los cauterios,

hizo los lunares,

y para los troncos solitarios,

hizo los dedos.

A Bébé

de Théophile Gautier

Venus tiñó la rosa blanca

de su sangre, divino licor:

del néctar que tu flor derrama

reserva un rubí para mi corazón;

Tiñe con tu púrpura esta seda,

y haz, en un encantador retorno,

del listón blanco que te envío

el listón rojo del amor.

Si te gustaron estos poemas, quizá te interese leer sobre: Sexo y Censura

The Sensual Tea Let`s Kinky