Red Flags a la hora del delicioso

Descubre cuáles son los motivos para ya no darle entrada a esa persona.

15 diciembre, 2023 5 mins de lectura
Compartir
Red flags Lets´Kinky

Todxs hemos oído hablar de esas señales de alerta o red flags en las relaciones: son la evidencia de que alguien podría no ser una buena opción para ti y que probablemente deberías salir huyendo antes de proceder a algo más.

Las red flags no siempre son reconocibles al principio del date con alguien y, de hecho, se necesita de una persona con demasiada experiencia para reconocerlas de forma más consciente y activa. Sin embargo, tienden a crecer y volverse más evidentes con el tiempo dando así la posibilidad de ser reconocidas y tomadas en cuenta tomar decisiones, ya sea seguir con el tipo de vínculo que se tenga o desee, o mejor cancelar y salir corriendo. Si bien hay muchas señales de alerta en las relaciones a las que debes prestar atención cuando estás saliendo, también hay varias red flags a la hora del sexo a las que debes estar atentx. Te vamos a decir cuáles son algunas de ellas, varían desde algo que puede ser incómodo hasta grandes indicios de que la persona con la que estás saliendo podría ser peligrosa para tu bienestar en general. Toma nota y, si ves alguna de estas red flags en la persona que te estás comiendo, ¡sal de ahí sin dudarlo!

Te puede interesar: 5 conductas sexuales responsables

Red Flags que hay que tomar en cuenta en el sexo

1. Hacen comentarios “raros” sobre tu cuerpo. Cualquier persona con quien tengas una relación sexual debería estar tranquilx con tus estrías o tu tamaño de pene, es decir, con todo tu cuerpo. Si no es así… ¡Compa, te estás cogi*ndo a la persona equivocada!

2. Te presionan para que hagas cosas que no quieres. Nunca será algo bueno en alguien. Siempre debes sentirte cómodx diciendo NO en caso de que no estés de acuerdo con algo. Si alguien se opone a eso, está demasiado concentrado en su propio placer como para hacer la parte más básica de ser una pareja sexual que valga la pena: ser una persona respetuosa.

3. Te da asquito besarlx. Sentirse un poco asqueadx cuando te besas con alguien es la forma en la que tu cuerpo te dice que abortes la misión porque simplemente no te gusta esa persona. A menudo puede suceder cuando intentas obligarte a que te guste alguien que no te prende pero que técnicamente/racionalmente es “suficientemente buenx”, pero… Tu cuerpo sabe, ¡escúchalo!

4. Se burla de tus fantasías sexuales. Cuando alguien ridiculiza tu sincera explicación de lo que quieres hacer en la cama, probablemente no te vas a sentir cómodx a la hora del delicioso. Algo muy importante en las relaciones sexuales es sentirte tranquilx con la idea de compartir tus ideas más Kinky y llevarlas a cabo con tu date o pareja. Abrirte a compartir eso es un gran paso y, si te rechazan, deberías alejarte de esa persona.

5. Está deseosx de recibir pero reticente a dar. ¡Uy! Esta es muy común en algunas culturas y educaciones. Si bien recibir placer es importante, todas las personas implicadas merecen sentirse satisfechas, por lo que brindar placer a los demás también es importante. Existen estudios que demuestran una importante brecha en el orgasmo entre hombres y mujeres, y el enfoque cultural en el apetito y el placer sexual de los hombres contribuye en gran medida: hay evidencia de que las mujeres en relaciones heterosexuales valoran el orgasmo de su pareja más que el propio. A diferencia de estudios con personas de distintas orientaciones sexuales, en donde, por ejemplo, mujeres lesbianas informaron que usualmente tenían orgasmos el 86% de las veces, en comparación con el 66% de las mujeres bisexuales, y el 65% o menos de mujeres heterosexuales monógamas.

6. Falta de educación sexual responsable o negativa a aprender. Sí, nadie nace sabiendo todo sobre sexo y los botones del placer que debe tocar para prenderte. Pero si la persona con la que estás no solo no sabe, sino que además se niega a abrirse a aprender sobre responsabilidad afectiva y educación sexual, o se niega a usar métodos de protección, juguetes sexuales, etcétera… Debes preguntarte qué estás haciendo en una relación de ese tipo.

7. Si te dicen que han tenido mejores c*gidas. Si te dicen eso, puedes estar segurx de que no es con una intención de construir. Una cosa es dar feedback con tacto de lo que podría mejorar, pero otra cosa es hacer sentir mal a alguien sin expresar apoyo ni ayudar a sentirse bien. El enfoque para expresar comentarios siempre debe ser positivo e incluir sugerencias útiles; no se debe ser burlónx ni despectivx. Siéntete libre de no esforzarte más si alguien te sale con ese comentario.



Recuerda, estas son solo algunas de las red flags que debes tomar en cuenta a la hora del deli. Lo más importante es que tú te sientas cómodx con la relación sexual, no importa si es un vínculo afectivo o si simplemente se dan hasta para llevar de vez en cuando.

¡Dale sentido a tus sentidos!

Te recomendamos: Sexo: expectativa vs realidad

The Sensual Tea Let`s Kinky