¿Le gusto, no le gusto? ¿Le gusto, no le gusto?

24 septiembre, 2016 4 mins de lectura
Compartir

Una de las más grandes dudas de los hombres cuando se trata de lanzarse a cortejar a una mujer es: ¿cómo sé si realmente se siente atraída por mí o si sólo le caigo bien? Bueno, pues antes de que des un paso en falso y seas mandado perpetuamente a la friendzone (o directamente a la fregada), checa estas señales que una mujer suele mandar cuando sí se siente atraída por alguien.

  1. Risas y sonrisas

    Cuando una mujer se siente atraída por alguien suele reír más de lo normal. Sé muy observador, si realmente le gustas sus risas serán espontáneas y francas (eso implica que incluyen todo el cuerpo, no sólo ríe con la boca sino que todo su tronco superior se mueve) y es muy probable que sonría viéndote a los ojos mientras le cuentas algo.

  2. Abrazos

    Si notas que cuando se saludan y/o despiden no sólo te besa en la mejilla, sino que te acerca para abrazarte, es muy probable que le gustes. Eso sí, observa también cómo se comporta con otros hombres y mujeres, puesto que si la ves que abraza a todo mundo, lo más seguro es que así sea su personalidad, y entonces tendrás que fijarte en otras señales.

  3. Mirada

    Aquí hay dos opciones y cada una depende de si la chica es extrovertida o más bien introvertida: en el primer caso, notarás que busca el contacto visual y una vez que lo establece te mira fijamente; en el segundo caso, suele ocurrir lo contrario, evitará un contacto visual prolongado y desviará la mirada cuando sienta la tuya. Cualquiera de los dos casos denota todo menos indiferencia.

  4. Lenguaje corporal

    No necesitas ser un experto al estilo Lie to Me para identificar ciertas claves de su corporalidad que te comunicarán más de lo que imaginas. Cuando se encuentren sentados platicando, observa su postura: si su torso se encuentra dirigido e inclinado hacia ti y sus brazos reposan tranquilamente en una posición abierta (jamás cruzados), es muy probable que le intereses.

  5. Contacto físico

    Las mujeres suelen evitar a toda costa el contacto físico cuando no se sienten a gusto con alguien o cuando no quieren mandar señales incorrectas; por lo tanto, si le gustas te dejará entrar en su espacio vital y buscará cualquier pretexto para tocarte aunque sea de forma sutil: tu hombro, tu mano o tu cabello. Si evita el contacto con perseverancia, te recomendamos dejarlo por la paz.

  6. Y la tecnología también te puede ayudar

    Hoy en día, es de lo más común que cuando conocemos a alguien y empezamos a tratarlo intercambiemos número y/o Facebook. Así que ojo con sus reacciones en este tipo de redes: si le interesas, procurará responderte de inmediato y notarás que pueden conversar largo rato por estos medios y hasta que te escribe con cualquier pretexto. Dejar a alguien en visto y contestarle horas después suele significar que esa persona no significa una prioridad ni un gran interés.

Si todas, o la mayoría de las señales anteriores son positivas, entonces no tengas miedo y lánzate por una respuesta clara: invítala a una cita , anímate a tomarla de la mano e incluso, si eres más atrevido, a besarla. Con su reacción ante estas acciones tendrás finalmente una respuesta clara y explícita.

¡Atrévete y Hazte Kinky!

Esto también puede interesarte: Señor de las relaciones: ¡líbranos de la friendzone!

The Sensual Tea Let`s Kinky