¿Conoces tus derechos sexuales y reproductivos?

28 septiembre, 2016 3 mins de lectura
Compartir

¿Sabías que existe una cartilla sobre tus derechos sexuales y reproductivos? Esta cartilla está fundamentada en el marco jurídico mexicano vigente y sirve para dar a conocer la importancia del reconocimiento y ejercicio de los Derechos Humanos relacionados con la sexualidad de la población juvenil de México.

La sexualidad es una dimensión central del ser humano que está presente en todas las etapas de la vida. El disfrute pleno de nuestra sexualidad y el placer son fundamentales para nuestra salud y bienestar físico, mental y social.

Adolescentes y jóvenes gozamos de derechos sexuales, así como de las garantías para su protección, sin distinciones motivadas por nuestro origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencia, orientación y expresión sexual, identidad de género, estado civil o cualquier otra circunstancia que atente contra la dignidad humana y tenga como objeto o resultado anular o menoscabar nuestros derechos y libertades, favoreciendo en todo momento la protección más amplia de nuestra persona.

El Estado tiene la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar nuestros Derechos Sexuales de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

Las políticas públicas diseñadas e implementadas por el Estado en materia de Derechos Sexuales deben regirse por un marco de laicidad, de modo que se fomente la autodeterminación de todas las personas y se atiendan las diversas necesidades y condiciones de vulnerabilidad social que enfrentamos adolescentes y jóvenes en cuanto al ejercicio de nuestra sexualidad, así como prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a estos derechos en los términos que la ley establece.

Los Derechos Sexuales son:

  1. Derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre nuestro cuerpo y nuestra sexualidad.
  2. Derecho a ejercer y disfrutar plenamente nuestra sexualidad.
  3. Derecho a manifestar públicamente nuestros afectos.
  4. Derecho a decidir libremente con quién o quiénes relacionarnos afectiva, erótica y socialmente.
  5. Derecho a que se respete nuestra privacidad e intimidad y a que se resguarde confidencialmente nuestra información personal.
  6. Derecho a la vida, a la integridad física, psicológica y sexual.
  7. Derecho a decidir de manera libre e informada sobre nuestra vida reproductiva.
  8. Derecho a la igualdad.
  9. Derecho a vivir libre de discriminación.
  10. Derecho a información actualizada, veraz, completa, científica y laica sobre sexualidad.
  11. Derecho a la educación integral en sexualidad.
  12. Derecho a los servicios de salud sexual y reproductiva.
  13. Derecho a la identidad sexual.
  14. Derecho a la participación en las políticas públicas sobre sexualidad y reproducción.

Te invitamos a que los ejerzas de manera responsable.

Podría interesarte leer: Ni machismos, ni hembrismos

The Sensual Tea Let`s Kinky