#Normalicemos la masturbación

¿Todavía te da penita decir que te masturbas? No te preocupes, aquí te ayudamos a vencer ese prejuicio.

3 mayo, 2023 3 mins de lectura
Compartir

La masturbación es una actividad sexual natural y saludable que muchas personas disfrutan –y si tú todavía no, deberías–. Ya que hay muchas razones por las que deberías considerar esta práctica. Por ejemplo:

Alivia el estrés: la masturbación puede ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad en algunas personas. Durante la masturbación, el cuerpo libera endorfinas, que son hormonas que reducen el estrés y la ansiedad.

Ayuda a dormir: puede ayudar a algunas personas a conciliar el sueño más fácilmente, ya que puede producir una sensación de relajación y cansancio.

Mejora el estado de ánimo: libera endorfinas, que pueden producir una sensación de bienestar y placer.

Ayuda a conocer el propio cuerpo: la masturbación te ayuda a conocer mejor tu propio cuerpo y tus preferencias sexuales, lo que puede ser útil tanto para el autoconocimiento como para mejorar las relaciones sexuales con una pareja al saber comunicar tus preferencias.

Ayuda a mantener la salud sexual: mantiene una buena salud sexual al permitir la eliminación de líquidos corporales y la prevención de infecciones urinarias.

Te recomendamos: Guía práctica de masturbación masculina y ¡Date amor! 5 técnicas de masturbación femenina

Si quieres normalizar la masturbación en tu vida o deseas eliminar los prejuicios hacia las personas que lo hacen, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte:

1. Reconoce que la masturbación es normal. Es importante entender que la masturbación es una actividad sexual común y normal para muchas personas, independientemente de la edad, género o estado civil.

2. Aprende sobre tu cuerpo. La masturbación puede ayudarte a conocer mejor tu cuerpo y tus preferencias sexuales. Aprende sobre la anatomía y fisiología de tu cuerpo para que puedas disfrutar de una experiencia más gratificante.

3. Encuentra un ambiente cómodo y privado. Es importante encontrar un lugar cómodo y privado donde puedas disfrutar de la masturbación sin interrupciones o distracciones.

4. Experimenta con diferentes técnicas. Hay muchas técnicas de masturbación diferentes, por lo que es posible que debas experimentar con diferentes técnicas para descubrir lo que te gusta más.

5. No te sientas avergonzadx. Es posible que algunas personas se sientan avergonzadas o culpables por masturbarse, pero es importante recordar que es una actividad normal y saludable.

Normalizar la masturbación implica aceptarla como una actividad sexual natural y saludable. Aprende sobre tu cuerpo, encuentra un ambiente cómodo y privado, experimenta con diferentes técnicas y no te sientas avergonzadx de querer disfrutar de tu propio cuerpo y aprender sobre él.

¡Dale sentido a tus sentidos!

No te pierdas: Guía para masturbarse en pareja

The Sensual Tea Let`s Kinky