Disfruta de la orgasmoterapia en el LoveHotel Patriotismo

8 diciembre, 2016 4 mins de lectura
Compartir

Disfrutar de todo lo que nos rodea a través de nuestra sexualidad es un lujo que sólo los inmersos en el mundo Kinky disfrutan, así que si todavía no formas parte de este grupo de personas, ¿qué estás esperando? Una buena forma de renovar tu espíritu es recibiendo – de tu pareja o de quien quieras- una sesión de orgasmoterapia; no necesitan ser expertos, el único requisito son las ganas de hacer de lo ordinario algo extraordinario en la Torre Master Jacuzzi del motel Patriotismo.

Es importante tener en mente que, aunque tu date no alcance el orgasmo o no eyacule, no significa que no experimente sensaciones súper placenteras, así que no te obsesiones ni te presiones con hacerlo(a) llegar al orgasmo, sólo disfruta y déjate llevar. Los siguientes consejos serán de gran ayuda para estimular sus sentidos y, por supuesto, su imaginación:

1.- Enciende las luces y disfruten su desnudez

Es muy común -sobre todo en mujeres- sentir algo de pena al mostrar el cuerpo completamente desnudo frente a nuestra pareja; sin embargo, una buena forma de comenzar a sanar tu seguridad personal y reforzar la seguridad sexual es hacer el amor bajo estas luces neón que dejarán ver tu fisionomía sensualmente, sin exponerla por completo.

El Potro del Amor es una de las Atracciones Kinky más versátiles que hay, sobre todo si disfrutan de la dominación. Guía a tu pareja hacia esta Atracción Kinky y sedúcela lentamente, inmoviliza sus piernas sentándote sobre su cadera, así tendrás mayor control de la situación y, por tanto, la ventaja de hacer lo que quieras… ¡como tú quieras!

2.- Disfruten de un masaje erótico con final feliz

La Torre Master Jacuzzi tiene, como su propio nombre lo indica, un jacuzzi super amplio. La forma circular ayuda a que puedan experimentar diferentes posiciones del Aquasutra, para lo cual es indispensable un lubricante resistente al agua. Te recomendamos leer La guía del sexo bajo el agua, te ayudará a que tengas la mejor sesión acuática de tu vida.

Otra forma de estimular sus sentidos dentro del jacuzzi es dándole un masaje relajante. Comienza por untar aceite resistente al agua sobre los músculos grandes de su cuerpo (espalda y los muslos de las piernas), después, haciendo uso de la palma de tu mano, desliza tus dedos hacia abajo para descontracturar los músculos de la zona; sólo evita hacer presión sobre la columna porque podrías lesionar a tu pareja.

3.- Háblale bonito al oído y ¡voilà!

Hagan uso del Rincón del Sacrificio que hay en la habitación. Alguno de los dos siéntese y levante los brazos sujetando las agarraderas que hay en la pared; después, venda sus ojos y susúrrale al oído lo que quieres hacerle, dile tu fantasía sexual más deseada, recorre su piel con las yemas de tus dedos y con tus labios besa suavemente su cuello, incluso puedes darle alguna que otra mordidita coqueta.

4.-La última y nos vamos

Para cerrar con broche de oro – o para empezar un nuevo round – vayan a la cama, siéntanse cómodos de disfrutarse en un plano más allá de lo sexual. Una buena charla, un acurruco o una pestañita llena de complicidad también son formas de decir “disfruté estos momentos contigo; incluso aunque vayas con un acompañante sin ataduras, esos gestos te darán internamente una sensación de paz y gratificación que se traducen en una palabra: plenitud.

Busca, encuentra y disfruta en el motel Patriotismo, ubicado en la zona Centro de la CDMX, no importa que en una sola visita no alcances a recorrer todas las Atracciones Kinky, lo que importa es que realmente experimentes una nueva forma de vivir tu sensualidad y de erotizarte junto a tu pareja. Por último, recuerda que el orgasmo es de quien lo trabaja, no importa el tiempo que te lleve.

¡Hazte Kinky!

Podría Interesarte Karaokes para salir entre parejas en la CDMX

The Sensual Tea Let`s Kinky