Mejora el sexo a través de tus pies

7 marzo, 2016 2 mins de lectura
Compartir

La reflexología es una práctica que pertenece a la cultura oriental, en la que mediante la presión de puntos estratégicos de los pies, se pueden curar síntomas y enfermedades, pero llevado al terreno de lo Kinky, ayuda a potenciar el placer a la hora de hacer el amor, ya que la energía se canaliza a partes del cuerpo como los genitales, con el objetivo de alcanzar orgasmos más intensos y duraderos. Los beneficios se pueden obtener en pareja o de manera individual.

No es un masaje erótico

Si están pensando que al recibir la terapia experimentarán orgasmos cósmicos o un tipo de masaje erótico, tendremos que romper esa ilusión. En lo que concierne a la reflexología del sexo, se encarga de restablecer el equilibrio físico, emocional y hormonal a la vez que se logra incrementar la circulación, sobretodo de los genitales y de esta forma, mejorar la calidad del sexo al preparar al cuerpo para hacerlo más receptivo al placer.

Puntos estratégicos

Los puntos de presión que se relacionan con el deseo sexual se ubican en el dedo gordo del pie y la parte baja del tobillo. Se dice que al aplicar la presión en el dedo gordo del pie, estimula la liberación de hormonas sexuales, mientras que masajear los tobillos estimula la excitación genital.

Existen centros especializados donde pueden recibir una terapia de reflexología del sexo, sin embargo, no necesitan ser expertos para intentarlo, haz un masaje en los pies de tu pareja y observa sus reacciones. No olvides que el tacto tiene mucho que ver con la sensualidad, así que es momento para que disfruten los beneficios de la reflexología y al terminar puedan disfrutar de un momento erótico al puro estilo Kinky.

¡Dale sentido a tus sentidos!

 Ahora que conoces una nueva forma de incrementar el placer, podría interesarte leer La Guía Kinky para estimular los senos de tu pareja 

The Sensual Tea Let`s Kinky