Kinky +cereza

  • LK-Slider-mov-mesa
  • slider - mov
  • m kinky plus LetsKinky
  • m ikinky 1 LetsKinky
  • Sexualidad y Pareja
  • ¡Encuentra las Mejores Habitaciones de Love Hotels & Moteles CDMX!
  • Sexualidad y Pareja
  • ¡Encuentra las Mejores Habitaciones de Love Hotels & Moteles CDMX!

Tú y tus LoveToys: en perfecto estado

Por: Redacción Kinky

Si ya le entraste al mundo de los LoveToys, entérate cómo cuidar de ellos para garantizar tu placer y seguridad.

Tú y tus LoveToys: en perfecto estado
Si ya le entraste al mundo de los LoveToys, entérate cómo cuidar de ellos para garantizar tu placer y seguridad.

Si piensas invertir en un juguete sexual o si ya lo has hecho, queremos compartirte algunos sencillos consejos para que cuides tu inversión y hagas de estos variados artefactos un aliado clave para ponerle sal y pimienta a tu vida sexual. Con la intención de que tu experiencia con los LoveToys sea lo más segura y cómoda posible, te damos algunos tips y recomendaciones.

  1. Al momento de comprar un LoveToy

    Primero que nada, déjate guiar por tu instinto: ¿qué se te antoja? ¿Qué te llama la atención? ¿Qué te gustaría probar? Una vez hecha la elección, pide al vendedor que abra el empaque para que puedas comprobar el estado del juguete: checa que los acabados sean perfectos, es decir, que no tenga grietas, rebabas o rupturas; y si el juguete funciona a base de baterías exige que lo prueben para que verifiques su correcto funcionamiento.

    Si eres muy pudoroso y te da pena andar de tienda en tienda preguntando por falos, consoladores y anillos vibradores, existen muchas opciones seguras y discretas para comprar tus LoveToys en Línea. En este caso, verifica todo lo anterior en el momento en que recibas tu paquete y, en caso de algún defecto de fábrica, llama de inmediato al sitio en el que realizaste tu compra.

    Otro aspecto importante a considerar es el material del que esté hecho el juguete. Esto porque en la actualidad existen materiales que, además de suaves y cómodos, son muy poco porosos – por lo que guardan menos bacterias –, mucho más fáciles de limpiar y, por lo mismo, mucho más higiénicos. Te recomendamos optar por la silicona, el acrílico o el plástico duro y evitar el jelly y el látex ya que, si bien estos últimos suelen ser más económicos, son también muy porosos y más difíciles de limpiar.

  2. Limpieza y desinfección de tus LoveToys

    Por cuestiones de higiene, es fundamental lavar tus juguetes antes del primer uso, aun si consideras que están bien embalados y sellados. Si los juguetes son de silicona, acrílico o plástico duro, basta lavarlos con agua y jabón neutro; para el secado, lo ideal es dejarlos secar a la intemperie o, en su defecto, ayudarte de un paño limpio que no deje residuos de tela (como los que usamos para las gafas).

    Si tus juguetes son de jelly o látex, procura lavarlos con jabón antibacterial pues, como ya lo mencionamos, la alta porosidad de estos materiales favorece la acumulación de bacterias. Si eres muy quisquilloso con la limpieza, te recomendamos, además del lavado, desinfectar tus LoveToys de la siguiente forma: si son de silicona o acrílico, sumérgelos en agua hirviendo por un minuto, retíralos y déjalos secar; si son de cualquier otro material, frótalos con un algodón con alcohol y enjuágalos muy bien.

    Mucho ojo: si tus juguetes funcionan con pilas, asegúrate de retirarlas antes del lavado y, durante el mismo, ten cuidado de no mojar el área donde se insertan las pilas – a menos que las especificaciones del producto indiquen que lo puedes mojar sin problema.

  3. Otros aspectos fundamentales

    Te recomendamos ampliamente que no compartas tus juguetes, estos son productos personales e íntimos (como tu cepillo de dientes o tu ropa interior), y al compartirlos estás comprometiendo tu salud. Por otro lado, si usas tu consolador para estimular alternadamente ano y vagina, te aconsejamos que le coloques un preservativo y lo cambies por uno nuevo al momento del cambio; esto es para evitar el traslado de bacterias de un orificio a otro e impedir cualquier tipo de infección.

    Finalmente, no olvides volver a lavar tu juguete cuando termines de utilizarlo y guardarlo completamente seco, sin baterías – si es el caso – y en su empaque original o, en su defecto, en una bolsa de plástico hermética. Recuerda que un LoveToy bien cuidado te dará muchos años de placer y diversión.

¡Atrévete y hazte Kinky!

Compartir artículo:

  • Nota anterior
      Nota siguiente
    BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes

    AL CONTINUAR CON LA NAVEGACIÓN EN ESTE SITIO ACEPTO QUE SOY MAYOR DE EDAD. MÁS INFORMACION