Kinky +cereza

  • m kinky plus LetsKinky
  • m ikinky 1 LetsKinky
  • Sexualidad y Pareja
  • ¡Encuentra las Mejores Habitaciones de Love Hotels & Moteles CDMX!
  • Sexualidad y Pareja
  • ¡Encuentra las Mejores Habitaciones de Love Hotels & Moteles CDMX!

Hábitos sencillos para prevenir infecciones vaginales

Por: Redacción Kinky

Conoce y pon en práctica estos sencillos consejos para evitar las incómodas infecciones vaginales y disfrutar al máximo de tu sexualidad.

Hábitos sencillos para prevenir infecciones vaginales
Conoce y pon en práctica estos sencillos consejos para evitar las incómodas infecciones vaginales y disfrutar al máximo de tu sexualidad.

La primavera está oficialmente aquí y el momento es ideal para revisar y corregir nuestros hábitos de salud, en particular aquellos que influyen directamente en nuestro bienestar sexual y reproductivo. El clima cálido y húmedo, en conjunto con prácticas poco saludables, favorece el desarrollo de infecciones vaginales que pueden mermar considerablemente tu calidad de vida.

Las infecciones vaginales conllevan síntomas muy molestos como irritación y comezón constante; además, pueden convertirse en un factor que disminuya la calidad de tus relaciones sexuales, pues el área genital despide mal olor y la inflamación vuelve la penetración muy dolorosa. En casos extremos, una infección mal cuidada puede subir a vías urinarias e incluso al riñón, volviéndose un grave problema de salud. Por eso, la prevención es y será siempre nuestro mejor aliado.

Cuidado Cotidiano

  1. La elección de tu guardarropas

    Procura elegir ropa interior de algodón: esta tela permite que el área “respire” y no retenga humedad excesiva. Las telas sintéticas y las tangas son muy sexys pero no son lo mejor para todos los días, así que procura reservarlas para ocasiones especiales(Elige lencería sexy para tu tipo de cuerpo).

    Respecto a tus prendas exteriores, trata de que no sean demasiado ajustadas. No se trata de renunciar para siempre a los jeans ajustados o a los shorts bien pegaditos que resaltan tu trasero; se trata de no usarlos todos los días, pues el roce constante puede causar irritación y, eventualmente, una incómoda infección.

  2. Higiene

    Di NO a las duchas vaginales, talcos y desodorantes femeninos. Estos productos alteran el PH natural y vuelven la zona aún más vulnerable a las bacterias. A veces nos obsesionamos y queremos que nuestra vagina huela a recién bañada todo el tiempo, sobretodo si tenemos una cita o si nos van a practicar sexo oral. Trata de despreocuparte; por supuesto, sé limpia y cuidadosa, pero no te obsesiones: si tu pareja quiere hacerte sexo oral no estará esperando que tu vagina huela a lavanda o a aloe vera. Evita los extremos: ni una higiene genital deficiente, ni excesiva.

  3. Estilo de vida

    Como en todo lo que tiene que ver con salud, la alimentación juega un papel importantísimo. Procura reducir tu consumo de azúcares y alcohol, haz ejercicio mínimo tres veces por semana y controla tu nivel de estrés; esto mantendrá tu sistema inmunológico en estado óptimo para luchar contra una incipiente infección.

Higiene Sexual

No sólo es necesario cuidar nuestros hábitos cotidianos; es también indispensable procurar ciertos hábitos de higiene sexual, sobretodo en los siguientes casos:

  1. Si tienes una pareja estable que suela eyacular dentro de ti sin condón.
  2. Si tienes varias sesiones sexuales muy enérgicas en pocas horas. La fricción constante e intensa de la penetración puede provocar irritación en la vagina y la vulva, volviendo la zona mucho más vulnerable a los microorganismos presentes en el semen o en el ambiente.

Si te encuentras en alguna de las situaciones anteriores, no eches en saco roto este sencillo consejo que te puede salvar de muchas molestias: procura ir al baño después de tener relaciones sexuales. Evidentemente, no podemos forzarnos a orinar, así que la recomendación es tomar mucha agua antes y después del coito, de esta manera expulsarás una gran cantidad de gérmenes a través de la orina y limpiarás tu vagina de forma natural.

Si a pesar de seguir nuestras recomendaciones, identificas en algún momento mal olor de tu flujo vaginal, comezón persistente, dolor al orinar o al momento de la penetración; no lo dudes, ve de inmediato con tu médico para recibir el tratamiento adecuado. Recuerda que como te sientes te ves, por eso el primer paso para poder disfrutar de un estilo de vida Kinky es cuidar tu salud.

¡Cuídate, vive y disfruta!

0 Comentarios

Compartir artículo:

  • Nota anterior
      Nota siguiente
    BIGTheme.net • Free Website Templates - Downlaod Full Themes

    AL CONTINUAR CON LA NAVEGACIÓN EN ESTE SITIO ACEPTO QUE SOY MAYOR DE EDAD. MÁS INFORMACION