Soñé una ciudad amurallada; el amor como ideal

29 mayo, 2017 3 mins de lectura
Compartir

Dos mujeres y un hombre se aman. Dos mujeres y un hombre duermen juntos, cogen, ríen, sueñan, lloran. Dos mujeres y un hombre se han construido un refugio en el que cabe la utopía, en el que cabe imaginar que, contra toda expectativa “racional”, el amor puede triunfar. Dos mujeres y un hombre se miran uno al otro y en su mirada nos encontramos a nosotros, profundamente humanos, persiguiendo las mismas utopías: la del amor, la de la familia, la de la libertad. 

“Soñé con una ciudad amurallada” es la historia de tres personas que se enamoran y deciden arriesgarse a vivir una historia de amor tan singular como cada uno de ellos. Jóvenes, idealistas y apasionados, los tres viven en un departamento que se ha convertido en su fortaleza; ahí dentro, los deseos y los demonios cohabitan, se enfrentan y amenazan la estabilidad de esa ciudad utópica que han edificado. 

En esta época en que todo mundo quiere – y cree que puede – hablar de relaciones abiertas, amor libre, pansexualidad y cualquier cantidad de conceptos “vanguardistas” sobre las relaciones de pareja, esta obra no cae en la tentación facilona de volverse propaganda del poliamor o de tratar el tema de forma superficial o escandalosa; por el contrario, toda la complejidad del ser humano se vierte en acciones y diálogos tan sencillos como entrañables.

{"video":"https://www.youtube.com/watch?v=tg6s1sTgMMM","width":"350","height":"250"}

Trailer de la obra “Soñé una ciudad amurallada”

Si bien la historia parte de tres personas (trieja, tríada o como se le quiera llamar) que establecen una relación amorosa, el gran acierto es que el discurso no se limita a esta situación inusual; lo esencial de la obra es algo que recorre la espina dorsal de todo ser humano, en tanto todos buscamos el amor, todos luchamos por lo que consideramos la mejor forma de vivirlo, todos también conocemos la fragilidad de estos vínculos y, por tanto, la facilidad con que pueden, casi inevitablemente, desmoronarse.

Más que hablar de una obra inclusiva que promueve la diversidad e intenta derribar prejuicios – cosas que no dejan de ser ciertas -, “Soñé una ciudad amurallada” es un viaje de autodescubrimiento en el que el público, guiado por un generoso equipo creativo,   deconstruye ideas, recorre viejos caminos emocionales y proyecta otros nuevos a la luz de sus propios sueños y deseos. Tienes que ver este hermoso proyecto y quedan pocas funciones, así que ¡date prisa y no te la pierdas!

Imagine how the world could be

So very fine 

So happy together… 

Soñé una ciudad amurallada

¿Dónde? 

Casa del Teatro. 

Dirección: Vallarta 31-A, Plaza de la Conchita, Colonia del Carmen, Coyoacán, CDMX

¿Cuándo?

Sábados 10 y 17 de junio. Domingos 4, 11 y 18 de junio. 20:00 horas

Boletos: Entrada general  $200

Página de Facebook: https://www.facebook.com/soneunaciudadamurallada/?fref=ts

También te podría interesar: Danza: erotismo en movimiento

The Sensual Tea Let`s Kinky