Poesía erótica inglesa para deleitarte

El día de hoy te compartimos dos poemas eróticos, uno de Algernon Swinburne y otro del maravilloso Oscar Wilde, ¡que los disfrutes!

21 octubre, 2021 2 mins de lectura
Compartir

Amor y sueño (Love and Sleep) de Algernon Swinburne

Tendida y dormida entre caricias nocturnas

vi a mi amor inclinarse sobre mi triste lecho,

pálida como el fruto y la hoja del lirio más oscuro,

rasa, despojada y sombría, con el cuello desnudo, listo para ser mordido,

demasiado blanca para el rubor y demasiado ardiente para estar inmaculada,

pero del color perfecto, ausente de blanco y rojo.

Y sus labios se entreabrieron tiernamente, y dijo

—en una sola palabra— placer.

Y toda su cara era miel para mi boca,

y todo su cuerpo era alimento para mis ojos;

Sus largos y aéreos brazos y sus manos más ardientes que el fuego

sus extremidades palpitando, el olor de su cabello austral,

sus pies ligeros y brillantes, sus muslos elásticos y generosos

y los brillantes párpados daban deseo a mi alma.

En el salón dorado (In the gold room) de Oscar Wilde 

Una armonía

Sus manos de marfil sobre las teclas

extraviadas en sorpresiva fantasía;

así los álamos agitan sus hojas lánguidas.

Como la espuma a la deriva en el mar inquieto

cuando las olas muestran los dientes a la brisa.

Cayó un muro de oro: su pelo dorado.

Delicado tul cuya trama se hila

en el disco impávido de las maravillas.

Girasol que se retuerce para encontrar el sol

cuando las sombras de la noche negra pasaron,

y la lanza del lirio está coronada.

Y sus dulces labios rojos sobre estos labios míos

ardieron como el fuego de rubíes incrustados

en el candil inquieto de la capilla carmesí,

o en sangrantes heridas de granadas,

o en el corazón del loto solitario

en la sangre vertida del vino rojo.

¡Dale sentido a tus sentidos!

Te podría gustar también: 3 poemas eróticos de Charles Baudelaire

The Sensual Tea Let`s Kinky