Poemas eróticos de Minerva Margarita Villarreal

22 septiembre, 2017 1 min de lectura
Compartir

Credo

Es verdad, Ligia, eres feminista

salvo cuando,

–pájaro en mano–

un falo cruza entre nosotras.

 Libido

Verdad es, Catulo,

mi coquetería nace del corazón,

y una suerte de dardo

que en mi sexo pulsa

lanzo

para que pierdas tus sentidos.

Incertidumbre

Debo reconocerlo. Cada vez que te encuentro,

un ardiente cosquilleo y un impulso brotan,

una corriente de fuego me orilla hasta ti.

Levanto la vista.

¿Cómo saber si esta pasión que me recorre

es animal del hambre o es amor?

Tu pelo

tus brazos

tus ramas

y el cuenco de mis manos

para tu largo viaje.

¡Dale sentido a tus sentidos!

Y si disfrutaste de estos poemas breves, tal vez te guste esto: Wendy Guerra: dos poemas

The Sensual Tea Let`s Kinky