Coda de Tomás Segovia

8 junio, 2016 1 min de lectura
Compartir

Calla, desnúdate, cierra los ojos

Ríndete a la piel muda y su tórrida noche

La carne es una atmósfera nocturna

La palabra también volvió a la sombra

El dentro de la carne es otro espacio

Estamos juntos a este lado de los párpados

Ya no hay cuerpo y lenguaje

La piel es la nocturna orilla de los nombres

El habla retrocede a la matriz

La noche toma la palabra

en tu carnal idioma de gemidos

poema erótico de tomás segovia

Toda tú eres tu piel

Tu piel entera no es sino tu signo

Se confunde contigo invadida de sombra

En esta oscuridad que eres entro ciego

Me pierdo por tu carne como por un sueño

Muerdo tu nombre, mi cuerpo hiende tu alma

Nos respondemos tácitos en lo innombrable

La sombra es deslumbrante

La palabra salvaje despedaza la lengua

Sólo un pedazo de lenguaje aún vive

Tus gritos dan mi nombre al paroxismo

Abre los ojos soy yo

The Sensual Tea Let`s Kinky